¿Qué es Alquimia del Corazón?

 

Alquimia del Corazón es una solución multidisciplinar de Desbloqueo Integral; es un método, cuyo objetivo es hacer de la vida un camino más amoroso y sencillo, eliminando limitaciones registradas, (conflictos diversos, fobias, traumas, manías, indecisión, adicciones, programaciones, herencias familiares, creencias limitantes, etc..), de forma sencilla y directa; cuestiones que, además de hacernos sentir atascados, atrapados, desorientados, temerosos o infelices, también pueden crear desarmonía en la salud, e impedirnos co-crear en armonía y consciencia, los eventos de nuestra vida. Trabajamos para que nuestro inconsciente colabore a nuestro favor, en vez de en contra.

Este compendio de técnicas que se apoyan y complementan entre sí, para que el resultado sea lo más satisfactorio y directo posible, cuenta con la kinesiología y las bases de la mecánica cuántica, como hilo conductor.

Desde que empecé a trabajar en mi consulta, mi deseo siempre es llegar al origen del asunto que trato con cada persona, ya sea físico, mental o emocional, para poder abordar su solución desde ahí, desde la raíz. Lo más habitual, es que siempre encontremos un poco de todo en cada problema.

Inicialmente, había hecho un bagaje por distintas disciplinas, como:

  • Reiki 
  • Quiromasaje
  • Shiatsu
  • Medicina tradicional china
  • Sonoterapia
  • Eneagrama
  • Fitoterapia
  • Nutrición energética 
  • Reflexología 

Pude ver, en lo físico, el reflejo evidente de las emociones, de algunos aspectos mentales y también de herencias familiares, y observé cómo algunas personas recaen en problemas que, aparentemente, han sido resueltos de manera satisfactoria. Fue entonces, cuando vi la verdadera necesidad de encontrar la base real del problema en cada caso, y con el propósito de resolverlo desde su origen, me animé a encontrar la mejor manera de lograrlo. Para ello, seguí investigando e incorporando otros abordajes como:

  • Esencias florales
  • Sanación Reconectiva 
  • Kinesiología emocional
  • Kinesiología transgeneracional
  • Método Kegaba 
  • Registros akáshicos
  • Péndulo Hebreo
  • SAAMA
  • Par Biomagnético
  • Freedom Healing
  • Dr. Grabovoi, secuencias numéricas y tecnologías
  • Principios de física cuántica

Ahora, puedo decir que me siento muy satisfecha con todo lo aprendido, lo experimentado y de los resultados obtenidos hasta este momento; pues cada una de estas técnicas, me ha aportado una noción más amplia y diversa, en relación a los distintos aspectos que nos constituyen y nos afectan como persona. 

He podido darme cuenta que, cada metodología que busca el bienestar, cubre distintos aspectos del Ser y ninguna por sí misma, por maravillosa que sea, lo resuelve todo. Cuantos más parámetros cubrimos, mayores posibilidades de conseguir la respuesta correcta

A la vez, lo más importante que he descubierto, no es sólo eso. Lo más importante es que, realmente, nadie cura a nadie. Quien lo hace es el propio organismo, cuando reconecta con sus procesos de autorregulación, con su información original correcta. Es importante que, interiormente, la persona tome las riendas de su sanación, a través del poder de su propia consciencia. Por ello, más allá de las técnicas y metodologías, una sola conversación apropiada, en ocasiones, puede conseguir, por ejemplo, dejar atrás un dolor!; esto ocurre cuando se ha resuelto a nivel emocional, mental, espiritual, aquello que ha estado distorsionando en nuestro campo, la frecuencia de vibración correcta.

Su título va aquí

Your content goes here. Edit or remove this text inline or in the module Content settings. You can also style every aspect of this content in the module Design settings and even apply custom CSS to this text in the module Advanced settings.

BENEFICIOS



  • Transformar y mejorar la calidad de vida.
  • Mayor autoestima y una mejor relación contigo mismo. Tu relación contigo mismo, además, determina tu relación con tu entorno. La manera de relacionarte contigo, es fundamental en la creación de tu mundo. Ésta determina qué decisiones tomas desde un nivel consciente y el tipo de experiencias que atraes, por resonancia, tanto desde un nivel consciente, como inconsciente. Por ello, mejorar tu diálogo interno, es igual a mejorar tu relación con todos los ámbitos de tu vida.
  • Cualquier mejora en este sentido, también proporciona un aumento de tu energía vital y por tanto, favorece un estado más saludable. Eliminar los bloqueos mentales, emocionales, espirituales y electromagnéticos, permite que  fluya tu auténtica vitalidad y por lo tanto tu salud, en tu campo físico.
  • Te ayuda e impulsa en la consecución de metas o retos que nos parecen imposibles de conseguir. 
  • También es una solución para afrontar con confianza, los vuelcos bruscos, situaciones muy difíciles, con las que nos encontramos a veces en nuestra vida.
  • Para salir del bucle, de esas situaciones desafortunadas en las que, sin comprender por qué, nos vemos inmersos, de forma reiterada, en nuestras vidas.
  • También es un camino ideal para reconectar con tu sabiduría interior, tu ser real, tu yo superior, tu esencia… en definitiva, me refiero a eso que es tu brújula interna y tu poder creador, para poder vivir dentro de tu Propósito de Vida.
¿PARA QUÉ?

¿Conoces el cuento del elefante atado a una estaca?. Al elefante, ni se le ocurría moverse de su sitio cuando lo "ataban", con una cuerdecita, a una pequeña estaquita. Sin embargo, el elefante fácilmente, podría haber levantado la estaquita con un solo intento, y sin un mínimo esfuerzo, de haber tenido consciencia de su fuerza y de la precariedad de su atadura. Pero, el hecho de creerse atado, le hacía prisionero e inmóvil. Esta estaca y está cuerda, son la metáfora perfecta de un sistema de creencias, memorias y programaciones limitantes, que nos acompañan.

El objetivo en Alquimia del Corazón, es transmutar toda información que funciona como limitante, a la hora de conseguir nuestros objetivos, armonizar nuestra salud, o de disfrutar de las múltiples posibilidades que nos propone la vida, y que a veces, ni siquiera llegamos a ver

Liberarnos de ese lastre nos permite además, tener un nuevo modo de percibir nuestra realidad y de comprender que cada experiencia nos trae a nuestra alma, un nuevo aprendizaje para evolucionar y para ir conectando con nuestro verdadero propósito de vida. Desde esta perspectiva miramos a la vida de otro modo.

Imagina poder actuar en cada momento, con la espontaneidad de un niño, sintiéndote seguro, amado, con abundante energía vital y siempre conectado con el corazón, es decir, en coherencia con tu brújula interna, con tu paz, LIBRE, en una palabra.

Al “quitar la estaca”, podemos elegir opciones y caminos diferentes a los que solíamos escoger. Generamos así, experiencias distintas y obtenemos como resultado, otro tipo de vida, seguro que más coherente y amable. Como decía Carl Jung, “Como es adentro es afuera”.  Es decir, cuando transformo algo en mi, mi mundo se transforma también.

¿CÓMO FUNCIONA?

Somos información, al igual que todo lo que constituye el Universo; un electrón, un átomo, una célula, un árbol, una mesa, un pensamiento, una emoción, un deseo... 

El Universo es una sustancia en parte visible y en parte no. Esta sustancia es información en su totalidad y cada partícula de ésta, vibra en conexión con el resto de partículas de dicha sustancia.

Todo vibra en el universo, nada es estático, en ningún instante. La información del universo, está en constante movimiento, es decir, vibrando, y esta vibración produce lo que conocemos y observamos como energía.

La energía es un concepto que a todos nos resulta ya familiar. Sin embargo, no hace mucho, esto no era así. La energía era algo demasiado intangible o incluso esotérico. Por lo tanto, el concepto energía, no era tenido en cuenta, dentro de nuestras consideraciones, razonamientos, valoraciones, mediciones y conceptualizaciones newtonianas, al mirar hacia nuestro microcosmos, con la intención de comprender por qué no nos sentíamos bien. 

Afortunadamente, somos muchos los que hemos podido descubrir mundos de energía, a través del Qi Gong, el Reiki, el Yoga, la Sanación Reconectiva, MTCH... Hemos visto efectos asombrosos, como los resultados de la acupuntura en el cuerpo humano, que consigue regular y distribuir la energía, para armonizar y sanar, con tan sólo tocar ciertos puntos del cuerpo. O hemos tocado, casi literalmente, la energía con técnicas como Sanación Reconectiva o el Reiki, desplazando y ordenando masas energéticas o comunicando energía a través de las manos 

Todas estas experiencias nos han permitido incorporar el concepto energía, como otra dimensión más, algo natural en nuestra vida.

Para estar más cerca de comprender el universo cuántico, ahora toca asimilar otra nueva idea: “todo en el Universo es información vibrando y la información vibrando produce la energía”.

La vibración puede ser medida y se mide en hercios Hz. Cuantos más ciclos por segundo, mayor, más alta será la frecuencia.

Por ejemplo, la información que configura la materia, es de una frecuencia más baja que la información que constituye nuestro cuerpo emocional. Cada emoción a su vez, produce energía de diferente frecuencia (el miedo más baja, el amor, más alta).

Hoy se tiene constancia de que cada órgano funciona con una frecuencia vibracional diferente y que ésta se ve modificada con los pensamientos y las emociones. Se podría decir que, "cuando todo funciona correctamente", vibramos en una sinfonía maravillosa, armoniosa y de elevada frecuencia. 

Esto puede dejar de ocurrir cuando, por ejemplo, nos vemos sometidos a un impacto emocional negativo, pues cuando recibimos una conmoción, podríamos decir que el cuerpo pierde la información correcta y deja de funcionar conforme al patrón que llamamos saludable. Por ejemplo, un riñón armonizado vibra en confianza y desarmonizado, vibra en miedo. Son distintas frecuencias. 

Si el cuerpo se ha desinformado, hay que volver a re-informarlo. Eliminando una emoción bloqueada, estamos cambiando la información, y por tanto, la energía de la persona. Cuando cambiamos la información del cuerpo emocional, se produce una transformación en el cuerpo electromagnético y físico. Son frecuentes las ocasiones en que desbloqueando emociones, desaparece un dolor físico.

Y es que, en nosotros, existe todo un mundo impalpable para nuestros sentidos. Por ejemplo, las emociones no son visibles, pero tenemos conciencia de ellas por lo que de éstas experimentamos, la repercusión de sus frecuencias en nuestro cuerpo y en nuestro modo de actuar. Esto es lo que quiero presentar aquí con unos ejemplos.

The Hart Maths Institute viene arrojando luz sobre estas cuestiones desde los años 80 y ha comprobado que en nuestro ADN se activa un diferente número de códigos, dependiendo del nivel frecuencial, de la emoción que lo toca. 

Cuando dicha emoción es de alta frecuencia, el número de códigos activado es notablemente más elevado, (como por ejemplo, la emoción amor). En contraposición, cuando la emoción que lo afecta es de baja frecuencia, (como la emoción miedo), el número de códigos activados es menor. 

Por lo tanto, nuestra desenvoltura, nuestra habilidad y las respuestas que damos en determinados momentos, también dependen de nuestras emociones, pues cuantos más códigos de ADN están activos, más desenvueltos y capaces nos manifestamos, en cualquier situación y ámbito de actuación.

También ocurre que el córtex prefrontal de nuestro cerebro, encargado de la toma de decisiones, de la creación de estrategias y de cómo respondemos ante una situación compleja, se ve afectado por las emociones. El córtex prefrontal, obtiene un mayor o menor nivel de irrigación sanguínea, según sea nuestra calidad frecuencial, en un instante determinado. 

Es decir, si esta zona está bien irrigada, obtenemos mayor rapidez, seguridad y capacidad de acierto en nuestras decisiones y esto ocurre en función del nivel vibracional de las emociones que nos afectan.

Entonces, eliminando emociones de baja frecuencia o creencias que nos conducen a pensamientos y emociones recurrentes, no muy felices, estamos cambiando nuestras reacciones y decisiones y por tanto, cambiamos el discurrir de nuestra vida.

Sonia Barea

Medicina Tradicional China, Kinesiología Emocional, Kinesiología Transgeneracional, Método Kegaba, en IEKU de Rául Álvarez, Terapia SAAMA, de Veturian Arana, que es la base de mi trabajo actual, al que incorporo otras técnicas, Sanación Reconectiva de Eric Pearl, Esencias Florales de Bach y del Mediterráneo y Radiestesia con Pedro López Clemente, Nivel 3 de Reiki, Usui y Karuna, Federación Española de Reiki y Juanjo Fernández Labrado, Centro HYLÉ, Registros Akáshicos, Marissa Salardi, Shiatsu con Riko Katsube, Reflexología y Quiromasaje Centro HYLÉ, Freedom Healing, método canalizado por Silvina Páez.